Iguanas rosadas, especie única en el mundo, es monitoreada en Galápagos

La única población de iguanas rosadas que existe en el mundo y que habita la cumbre de volcán Wolf, en la isla Isabela, en Galápagos, goza de un buen estado de salud. Así lo determinó el equipo técnico de la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), que hace unas semanas viajó hasta ese lugar para levantar información relacionada a las condiciones físicas de esta especie endémica.

Los técnicos, al recorrer el hábitat de estos especímenes que lo comparten con las iguanas amarillas, lograron monitorear y examinar a 55 ejemplares de esta especie.

Al momento, esta Cartera de Estado trabaja, en conjunto con la Universidad Tor Vergata de Roma, en la fabricación de un dispositivo de seguimiento que se colocará en el dorso de algunas iguanas rosadas, con el objetivo de identificar las rutas de migración, la época de anidación, los lugares de convergencia de iguanas, entre otros. Información clave para iniciar un programa de reproducción y crianza en cautiverio.

“Esperamos que en diciembre estén colocadas las antenas en los puntos estratégicos que nos permitirán receptar la señal de los dispositivos transmisores. Cuando tengamos la información de los sitios en los que anidan, podremos replicar sus condiciones e iniciar un programa de reproducción en cautiverio” dijo Jorge Carrión, director de Gestión Ambiental, del Parque Nacional Galápagos.

Un resultado importante fue el hallazgo de tres iguanas rosadas adultas que no habían sido registradas en los viajes de monitoreo pasados, lo cual ha generados expectativas entre la comunidad científica quienes creen que se podrán encontrar más individuos.